Fantasía

Esta entrada apareció en el blog de Tribuna de Ávila el 2017-10-09 donde los miembros de la Asociación Cultural de Novelistas La Sombra del Ciprés mantenemos para escribir sobre aquello que nos gusta y nos une: la literatura.

blog20la20sombra20del20ciprc3a9s202_detail

Tengo el honor de continuar este blog para abordar algo tan sencillo y complicado como es la literatura. Podía hablar de un millón de cosas sin decir ninguna, hablar sobre un género literario o recomendar un libro, pero hoy quiero que reflexiones sobre “ese libro” que de alguna manera te ha cambiado la vida. Por la razón que sea. Porque te ha gustado. Porque no lo ha hecho. Porque lo recuerdas con cariño. Porque cambió tu manera de pensar. Por todo. ¿Lo recuerdas?

Para mí, la literatura siempre ha sido una parte importante de mi vida. Desde niño he vivido rodeado de libros, en gran parte como lector asiduo de la biblioteca, a la que considero una segunda casa. Desde niño he ido creciendo con las colecciones de Barco de Vapor, Everest, Edelvives, Alfaguara, Manolito Gafotas, Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Asterix y Obelix… y más tarde con las colecciones juveniles de SM, descubriendo autores tan interesantes como Jordi Sierra i Fabra, Enid Blyton, R.L. Stine y tantos otros con los que me he divertido, aprendido y transportado a historias fascinantes sin ni siquiera moverme de mi habitación.

Recuerdo con cariño un libro de la biblioteca —allí sigue estando, esperando lectores— bastante gordo y que iba reservando para alguna ocasión especial, como unas vacaciones. Por alguna extraña razón, ese libro me llamaba poderosamente la atención. Además de ser de un grosor considerable, no era como los demás: el lomo dividido en dos partes, y el interior ¡era de dos colores! Acostumbrado a libros con letras negras, éste las tenía impresas a dos tintas, roja y verde ¡habrase visto! Y la portada era doble, sin contraportada. En una de ellas se podía ver una especie de talismán ovalado con dos serpientes entrelazadas. Al final, las vacaciones llegaron y me cogí ese curioso libro que ya de por si se presentaba interesante y que comencé a leer nada más salir de la biblioteca.

Y no, no era un libro cualquiera. Rápidamente me sumí en un mundo de Fantasía, donde sucedían un montón de aventuras a los protagonistas, con los que rápidamente empaticé. El protagonista principal podía ser un niño cualquiera, como yo, y toda su “odisea” comienza siguiendo lo que hoy conocemos como el “camino del héroe” —para más información, les remito a la obra de Joseph Campbell y su obra “El héroe de las mil caras”—. Y, por encima de todo, recuerdo que allí se trataba de lo que era la Nada. ¿Quién no se ha imaginado alguna vez la Nada? Mirar hacia un abismo sin ver ni saber lo que hay después… Lanzarte y desaparecer, dejar de existir. Y también, deseé tener el amuleto que aparecía en la portada — pese a que después su nombre fue profanado por un grupo prefabricado de adolescentes—, y que tenía grabado el lema «Haz lo que quieras». ¿Lo que quiera? No. De ahí aprendí que su significado no era ése, si no seguir sus deseos hasta que lo lleven a su verdadera voluntad, superando dificultades interminables que se interponen en toda búsqueda, para tener, como no debiera ser de otra manera, un final… ¿feliz? No, adecuado.

Con este libro no solo descubrí un mundo nuevo, también, que la fantasía puede ser mucho más interesante que la realidad y, sobre todo, porque marcó un antes y un después: comencé a leerlo siendo un niño y dejé de serlo al acabarlo. Todo puede marcar un cambio en la persona y lo mágico de la literatura es abrir tu imaginación haciéndonos soñar despiertos.

Seguro que todos, aunque no nos hayamos parado a pensarlo, tenemos un libro que nos ha marcado, al que recordamos con cariño y al que volveríamos a leer mil y una veces. Para acabar, seguro que os estáis preguntando, ¿cuál es el libro del que os estoy hablando? No importa. O sí.

Pero ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s