Archivo del sitio

Tiro Pichón

Si hay un sitio emblemático de la capital abulense recordado con nostalgia por todos los ciudadanos es, sin duda, el Tiro Pichón. Pese a que el espacio de ocio y recreo comenzó a funcionar hacia los años cuarenta del siglo XX, no alcanzaría su máximo esplendor hasta los años 70. Se halla situado en las denominadas Hervencias Bajas y pese a situarse en las afueras de la ciudad (hoy absorbido por la ciudad tras la gran expansión de la última década), gozó de gran popularidad entre los abulenses. El recinto contaba con piscinas, merendero, pinar, césped y bar, haciendo el lugar ideal para disfrutar en pareja o en familia.

Aspecto actual de Tiro Pichón

Como nada dura para siempre, Tiro Pichón cerró sus puertas y sus instalaciones se fueron deteriorando hasta presentar actualmente un aspecto decadente, como agua estancada en las antiguas piscinas, basuras, escombros… que no hacen justicia a lo que fue un día. En 2005 este espacio fue cedido al Ayuntamiento “para que los abulenses siguieran disfrutándolo“. Casi una década después, Tiro Pichón sigue deteriorándose abandonado a su suerte, pero si ha contado con distintos proyectos que han tratado de revitalizar el espacio. A continuación, vamos a repasar éstos proyectos hasta el día de hoy.
Hacía finales de 2008, el alcalde de Ávila, D. Miguel Ángel García Nieto, presentaba el proyecto de construcción del nuevo complejo lúdico deportivo en el Tiro Pichón, y que contaría con pistas de padel y de tenis, una zona de multiaventura, una pista de hielo artificial, una zona social, otra de spa y estética y un gimnasio. De los 21.000 metros cuadrados del complejo, se contruirían unos 7.000. El proyecto se realizaría por una empresa privada que acabaría explotando su gestión, invirtiendo para ello unos 8 millones de euros y suponiendo para el consistorio un “coste cero“. Sorprende leer en la noticia, “según el alcalde de Ávila, quien se felicitó por el hecho de que se pueda tener un lugar diferente, en el que, por ejemplo, las piscinas no serán las tradicionales de cualquier complejo, sino que tendrán sus chorros de agua, toboganes e incluso olas.”

Tiro Pichón. Vista aérea.

Tan prometedor era éste proyecto que no se llevó a cabo al no encontrar ninguna empresa interesada en realizarlo, como afirmaba el teniente alcalde de Urbanismo Alberto Plaza en 2010, al mismo tiempo que decía que el nuevo Tiro Pichón se retomará, pero “adaptado a la nueva realidad“, pues con la crisis económica el proyecto quedaba totalmente abandonado, a la espera de que las circunstancias económicas y el desarrollo de la ciudad lo permitan. Como señalaba Alberto Plaza en esa misma noticia, el Ayuntamiento de Ávila «ha apostado por otro tipo de instalaciones deportivas, como “88 Torreones” y el centro de raquetas».
Dos años después, en 2012, la prensa vuelve a hacerse eco del olvidado Tiro Pichón con el titular Adiós al sitio de “mi recreo”, en el que se vuelve a recoger la información presentada hacía dos años (noticia anterior), concluyendo que “el recinto del Tiro de Pichón duerme entre el pasado floreciente, cada vez más deteriorado y un futuro incierto o, ciertamente, descorazonador“.

Aspecto en 2012. Foto de Antonio Bartolomé

Y trascurridos otros dos años (parece un tema recurrente en años pares), llegamos a 2014, donde Tiro Pichón vuelve al panorama actual con la siguiente noticia: “Las ruinas de Tiro Pichón serán demolidas” debido al riesgo de derrumbe, además de que se habían instalado indigentes en las pocas instalaciones que aún quedaban en pie. De todo ello, extraigo el siguiente fragmento: (es) “imprescindible, para evitar riesgos y en tanto no se determine el destino final de la finca y se proceda a la reurbanización y acondicionamiento de la parcela“, reparar el muro y cerrar los huecos del recinto para evitar el acceso y “señalizando convenientemente las situaciones de riesgo existentes”.
Dicho de otra manera, Tiro Pichón sigue y seguirá en ruinas, ahora derribando las instalaciones y señalizando el peligro, pero aún no se tiene decidido qué hacer o qué ubicar en dicha parcela, hasta 2016 que vuelva a salir en prensa.

Galería de Fotos de Tiro Pichón, de rcastaba

P.D. Desde 2009 lleva proyectada una pasarela que conectará el barrio de las Batallas con Tiro Pichón. Sin noticias.

Anuncios

Hotel Continental

En la plaza de la catedral de Ávila se disponen una serie de palacios que destacan por su majestuosidad: Velada, Valderrábanos… pero también, justo enfrente de la portada principal de la catedral, se encuentra un edificio del siglo XIX en estado total de abandono, testigo mudo de nuestra historia y de un pasado en el que seguramente albergó a viajeros, celebridades y personas anónimas que durante algún tiempo se alojaron entre sus muros. En su fachada aún se pueden ver las enormes letras “Hotel Continental”.

Imagen

Este emblemático edificio fue construido por un extranjero, concretamente inglés, John Schmit, en la época en que se inauguró el ferrocarril en la capital abulense y que trajo un despegue y desarrollo sin precedentes hasta entonces. De hecho, el mismo Schmit fue uno de los ingenieros que diseñó la línea de ferrocarril Madrid-Ávila, y pese a ganarse la vida como ingeniero, finalizado este proyecto, acabó construyendo este edificio en 1862, al percatarse de que la ciudad no contaba con ningún hotel donde alojar a los nuevos viajeros plácidamente. De esta manera, creó el primer hotel de prestigio en Ávila, recibiendo el nombre de “Fonda del Inglés”, pasando posteriormente a manos de José Tomé. Tras la guerra civil se cambió el nombre al establecimiento por Hotel Continental, debido a que a que los ingleses no eran bien vistos en España al no ser aliados. La vida del establecimiento continuó hasta ser abandonado, y termina presentando la decrepitud que presenta hoy día.

 

La rehabilitación del edificio parecía un hecho constatable e inminente hacia 2008, cuando había un proyecto de construcción de ocho viviendas, nueve apartamentos y un local comercial del grupo Inditex (Zara), con las restricciones de patrimonio de mantener la volumetría de la estructura de la cubierta del patio, además de los forjados y la estructura cubierta. De hecho, las obras comenzaron y el edifico fue vaciado, se practicaron las catas arqueológicas de rigor y aparecieron además de los muros de una casona del siglo XVI… ¡sorpresa! unos mosaicos romanos que ya los quisiera yo en mi casa, siendo los primeros que se descubren dentro del casco urbano de la ciudad, fechados entre el siglo II-IV d.C.

Los restos de los mosaicos se conservan en perfecto estado, y barajaron las opciones que había para su conservación:

  1. Extracción de los mosaicos y que se exponen en las dependencias del Museo Provincial
  2. Acondicionar la zona para que los restos puedan ser visitables.

 

Las excavaciones arqueológicas concluyeron y no se llegó a ningún acuerdo, pues la propia rehabilitación del edificio se paralizó. Al parecer, los restos aparecidos no condicionan una buena musealización. Por tanto, la opción más viable, a mi entender, sería trasladar los restos al museo, pero ni una ni otra cosa se ha realizado hasta el día de hoy. Me pregunto si no será en virtud del inmovilismo en pos de conservación del pasado a costa de dejar las cosas como están y no tocar nada.

Sea como fuere, el edificio del Hotel Continental sigue ahí, solo, vacío y decrépito, dando una mala imagen en pleno corazón de la ciudad, sin que se complete la restauración de ese edificio del siglo XIX, tan glorioso en otra época, y ante la pasibilidad del patrimonio, las autoridades y los ciudadanos. Fue construido como un hotel majestuoso pionero en Ávila y casi un palacete, pero solo es un recuerdo de lo fue. Aunque ya se sabe, las cosas de palacio van despacio.

Y van más de cinco años esperando.

Y los que quedan.

Imagen

Ernest Descals. Vestíbulo Hotel Continental