El escudo de Ávila

La primera referencia al escudo de la ciudad de Ávila la encontramos en un documento que data de 1225: un sello de cera del concejo donde se presenta una torre-fortaleza almenada, con puerta y ventanas, y con un caballero a caballo en su reverso, aunque el número de caballeros del reverso aumenta hasta tres según la descripción que hace Abelardo Merino de un manuscrito titulado “De los marqueses de Las Navas”:

Los pendones de Ávila, antes del rey don Alonso el octavo (Alfonso VII) usaban como divisa un castillo en una parte (el anverso) y en la otra parte (el reverso) tres caballeros armados.

El escudo fue modificado hacia 1517, cuando el corregidor Bernal de la Mata sustituyó la torre heráldica tradicional por el cimorro de la catedral y el rey niño, al mismo tiempo éste corregidor encomendaba a Gonzalo de Ayora la redacción de su obra “Epilogo de algunas cosas dignas de memoria, pertenecientes a la Yllustre e muy magnifica e muy noble e muy leal ciudad de Avila, ordenado por Gonçalo de Ayora de Córdoba, capitán y cronista de las cathólicas majestades”, o “Muchas hystorias dignas de ser sabidas que estavan ocultas”, siendo, posiblemente, el mismo Gonzalo de Ayora quien esbozará, o al menos propondrá la forma del escudo de Ávila que aparece en la portada de su obra y que se adoptará como propia por el consistorio abulense. De esta manera quedaría configurado el nuevo escudo de Ávila que en Heráldica se interpreta de la siguiente manera:

De gules, torre-cimorro de la catedral de Ávila, de palta, mamposteada de sable, almenada, sumada de busto de rey, con espada y cetro de oro.

El escudo va acompañado por los lemas: “Ávila del Rey”, “De los Leales” y “De los caballeros”.

Ávila del Rey

La ciudad recibe este título a través de Alfonso VII. Premió a la ciudad por su defensa cuando era menor de edad, cuando fue reclamado por su padrastro Alfonso I el Batallador (de Aragón), y según la tradición morirán sesenta caballeros abulenses al ser entregados como rehenes, hervidos y muertos en el lugar de las Hervencias. Por esto y por la custodia de la ciudad durante su minoría de edad, Alfonso VII, criado y educado en la ciudad de Ávila, concedió el título de “Ávila del Rey

El rey don Afonso Ramón fue criado en Ávila siendo niño, y su municipio le defendió contra el rey de Aragón, su padrastro, en tiempo de las discordias que hubo entre el dicho rey y su mujer doña Urraca, y de allí le quedó el usar por armas la ciudad de Ávila una torre o cimborrio y en ella asomado un niño rey, y tuvo origen aquel real proverbio que dice «Ávila del Rey» y «Ávila la Real». Juan Sedeño, Cronista.

Ávila de los Leales

Durante la minoría de edad de Alfonso VIII de Castilla, dos grandes familias querían su tutela: los Castro y los Lara. La disputa hizo intervenir a Fernando II de León para que le fuera entregado el niño en Soria, pero el noble soriano Pedro Núñez de Fuentearmegil, apoyado por los caballeros de Castilla, huyó con el príncipe hasta llegar a Ávila, donde el pequeño Alfonso fue encomendado al obispo Sancho Dávila, defendiéndolo de los Castro, de los Lara y del rey de León. Alfonso VIII siempre estaba acompañado en sus salidas de la ciudad por una guardia de 150 caballeros abulenses, los leales, como en la famosa expedición en 1166 para recuperar Toledo que estaba en poder de Fernando Rodríguez de Castro. Tras la mayoría de edad de Alfonso VIII, la milicia abulense que le acompañaba le siguió protegiendo.

 Ávila de los Caballeros

Fue otorgado por el rey niño Alfonso XI. También durante su minoría de edad, su abuela María de Molina encomendó su tutela al obispo de Ávila, Sancho Blázquez Dávila, hacia 1312. Ávila defendió al rey de Juan Núñez de Lara, de los infantes Pedro y Juan, tíos de Fernando IV, y de los infantes Felipe y Juan Manuel, que se disputaban su tutela. Cuando muere la reina Constanza, madre del rey, se reúnen en Ávila María de Molina, los infantes Pedro y Juan, el maestre de la orden de Calatrava y los obispos de Burgos y Palencia, acordando que la regencia fuera ejercida por su abuela María de Molina. La ciudad de Ávila entregó a Alfonso XI a su abuela en 1314.

2015-02-24 21.28.57
Escudo de la ciudad. Casa Consistorial.

FUENTES

  • LUIS LÓPEZ, Carmelo. “La imagen de Ávila en la Edad Moderna (I)” en Historia de Ávila V. Edad Moderna (siglos XVI-XVIII, 1ª parte). Ávila, Institución Gran Duque de Alba, 2013.
Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s